Mané y Salah hacen ilusionar a Liverpool con el título, tras gran triunfo ante Chelsea

Liverpool fue contundente a la hora de las chances de peligro y gracias a sus delanteros pudo ganar por 2-0, como local. Sigue siendo líder de la Premier League y, ahora, vuelve a pensar en Porto

Por: Hugo Avalos

Triunfo de campeonato. Liverpool pudo sortear a un duro escollo como Chelsea y lo venció por 2-0 en Anfield gracias a los goles de Sadio Mané y Mohamed Salah ─golazo─. Con este resultado, y pese al triunfo de Manchester City, los locales siguen siendo líderes de la Premier League.

A la hora de las situaciones más claras, el equipo de Jürgen Klopp pudo aprovechar las suyas, mientras que los de Maurizio Sarri no. Ahí radica la diferencia de un partido peleado en la primera parte y más abierto en la segunda debido a los goles. Ahora, los Reds vuelven a pensar en Porto para cerrar la serie de cuartos de final de Champions League.

Demasiado estudio durante la primera parte y poco juego. Chelsea buscó soslayar el juego del Liverpool evitando que aparezcan los laterales y, sobre todo, que ni Salah ni Mané pudieran tener ocasiones de peligro. Pero no pudo mostrar situaciones de peligro claras.

De todas maneras, las más claras fueron para el local. Primero, a los seis minutos, apareció Salah con un remate de volea que fue bien controlado por Kepa. Luego, tuvieron que pasar veinte minutos para llegar a otra ocasión de peligro, con otro disparo, esta vez de Henderson, que se fue desviado.

Los Blues llegarían a tener su ocasión más clara, producto de un fallo en el manejo del local. A raíz de eso, David Luiz asistió a Willian, quien corrió 30 metros y, entrando al área, remató y la pelota se fue ancha. La respuesta de Liverpool llegó cinco minutos después, con un remate a contrapierna de Mané, tras centro de Salah, pero la pelota también se fue afuera.

Chelsea supo controlar a su rival, a base de un buen trabajo de los extremos ─Willian y Hudson-Odoi─ y a la ayuda de los internos ─Kanté y Loftus-Cheek─ para tratar de evitar el juego por afuera. Y cuando los de Klopp centralizaron su juego, no hubo ideas ni llegadas de peligro. El problemas es que Hazard quedó muy solo arriba y además, muy al centro en una posición que no le sienta bien.

En la segunda parte, llegaron las emociones. Diez minutos a pura adrenalina por parte de Liverpool, que pudo romper la defensa de los londinenses y darle dos golpes secos y en menos de dos minutos.

Primero, a los seis minutos, una jugada que inició Salah y combinó con Firmino, le quedó finalmente a Henderson, que por primera vez en el partido pudo llegar con cierta libertad al área para meter un centro preciso para que Mané empuje el balón con un cabezazo. El 1-0 era merecido porque los de Klopp entraron con otra determinación a la segunda parte y empezaron a darle dolores de cabeza a los de Sarri.

Dos minutos más tarde, aún con el delirio de todo Anfield por el primer tanto, llegó el segundo. Un pase largo de Van Dijk lo encontró a Salah bien al costado derecho. Bajó la pelota con clase y, tras aproximarse unos metros, metió un bombazo de zurda, que se clavó en el ángulo derecho de Kepa. Era el 2-0 y una explosión de alegría en todo Liverpool.

Dos mazazos para Chelsea, que había impuesto condiciones en los primeros 45 minutos, pero entraron con demasiada pasividad a la segunda etapa. Para colmo, pudieron sufrir el tercero con un remate de Henderson, que se fue al lado del palo de Kepa. Dominio total de los de Klopp.

Sarri metió mano en el equipo y puso a Higuaín en lugar de un Hudson-Odoi, que salvo por el trabajo en defensa, no hizo mucho en el partido. Esto permitió que Hazard pudiera meterse como extremo por izquierda y Willian pase al sector derecho. Pero, principalmente, le dio más libertad al belga para que realmente pueda tener sus chances.

En pocos minutos, el 10 de los Blues metió en problemas a la defensa local. Primero, tras un buen pase de emboquillada, lo tuvo mano a mano, pero su disparo dio en el palo. Y pocos minutos más tarde, entrando al área chica tuvo otro tiro que esta vez fue al medio y Alisson pudo salvarla.

El segundo tiempo mostraba un verdadero partidazo porque Chelsea no bajaba los brazos y buscaba descontar para meterse en camino. Mientras que Liverpool apostaba por los espacios que su rival iba dejando en el fondo en busca del tanto.

Pero, los londinenses fueron perdiendo nafta y el partido quedó cada vez más favorable para los locales, a medida que fueron pasando los minutos. Pudo haber otro gol, pero, de todas maneras, la victoria fue justa para los de Klopp y ante un rival que también pelea por cosas importantes.

Liverpool sigue siendo líder de la Premier League, dos puntos por delante del Manchester City, que aún debe un partido ─frente a Manchester United─. Ahora, será tiempo de pensar en Porto y en la serie de cuartos de final de Champions League. Por su parte, Chelsea vuelve a perder terreno en la lucha por clasificar a las competiciones europeas del próximo año.

Más noticias de PREMIER LEAGUE

NOTIFICACIONES

¿Desea que PASIÓN FÚTBOL te envíe notificaciones?

No, Gracias.

Ya estás suscrito a las novedades de PASIÓN FÚTBOL.

¡Parece que has bloqueado las notificaciones! Te enseñamos como desbloquearlas AQUÍ.